¿Cómo deja Agustín Carstens al Banco de México?

El Banco de México dio a conocer su informe correspondiente al tercer trimestre de 2017, último que presentara Agustín Carstens.

Entre los aspectos más destacados del informe está la evolución y perspectivas de la inflación, que como se sabe, el control de la inflación es la principal misión encomendada al Banco.

Al respecto dice que después de haber alcanzado el máximo de 6.66% en agosto de 2017, a octubre ya se muestra una ligera disminución al 6.37%, lo que permite estimar que hacia finales de 2018 se alcanzaría la meta de 3.0%.

Pero, estos datos no corresponden a la realidad que mide el INEGI, quien publicó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor correspondiente a la primera quincena de noviembre que muestra un repunte a 6.58%, lo que pudiera indicar que la reducción de la inflación que pronostica el Banco de México no es cierta.

La Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente a octubre, estima que la inflación cerraría en 6.25% en 2017 y en 3.85% en 2018.

El propio Banco señala que la causa de esta inflación descontrolada es el alza en los precios de los energéticos y, en particular, del gas LP. En efecto, el precio del gas LP, al mes de octubre se incrementó 33.6% respecto a diciembre de 2016 y a este importante aumento se agregó 4.0% más sólo durante la primera quincena de noviembre.

Las gasolinas han aumentado 16.58% en lo que va del año y las tarifas eléctricas 7.88%.

Estos son los verdaderos resultados, los resultados concretos de la reforma energética, derivados de la liberalización de los mercados y de la creciente dependencia de las importaciones.

El Banco de México centra su análisis en la inflación general, lo que es insuficiente para evaluar el impacto de la inflación en la población.

Los precios de la canasta básica han sido sensiblemente superiores a la inflación general, alcanzando un 9.25% en la primera quincena de noviembre y sin que exista una tendencia a la baja, todo lo contrario, se ha acelerado a partir de septiembre.

Solo cifras engañosas macroeconómicas que da el Banco de México y otras es la realidad, hay que recordar que el Banco de México no pudo mantener a la baja la inflación, siendo esa su principal función.

Así nos deja Agustín Carstens el Banco de México.

SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *